22 de agosto de 2010

Villasabariego - León

Nace la plataforma «Salvemos Lancia» para evitar que la A-60 dañe el yacimiento


http://www.diariodeleon.es/noticias/noticia.asp?pkid=548279

La agrupación, formada por 30 asociaciones y dos mil personas, no descarta llevar el caso a los tribunales

La sociedad civil no quiere quedar al margen del descubrimiento de un gran complejo suburbano al pie del cerro de Lancia -”excavado con motivo de las obras de construcción de la autovía A-60-” y ya ha aparecido la primera plataforma oficial en defensa de los restos de esta población romana.

Salvemos Lancia , este es el nombre que los integrantes de la plataforma han elegido para agrupar a todas las asociaciones -”una treintena-” que, de momento se han unido para defender el yacimiento.

Los integrantes del colectivo destacan que su primer objetivo es conseguir que se detengan las obras de la autovía y que se desvíe su trazado para que no afecte a los vestigios de Lancia. Asimismo, en una segunda fase, tratarán de promover iniciativas que lleven a la conservación de los restos para que éstos sean visitables. Una vez se hayan logrado estos dos primeros objetivos, buscarán la potenciación del yacimiento en su conjunto, tanto los restos de la parte superior como los descubiertos este verano, con el fin de que se puedan realizar más excavaciones que permitan conocer mejor la ciudad asturromana.

Tribunales. Por otro lado, también aseguran que, en el caso de que Fomento decida finalmente continuar el trazado actual y la Comisión de Patrimonio de la Junta se lo permita, están dispuestos a acudir a los tribunales. Así, aseguran que en breve convocarán una reunió para abordar la cuestión con los que estén interesados en colaborar y no descartan relizar alguna manifestación. «También realizaremos charlas en León y los pueblos más próximos al yacimiento para concienciar a la población sobre el problema. No vamos a ahorrar esfuerzos para conseguirlo», destaca Mario Lozano, coordinador de la plataforma. No se olvidan de la parte superior del yacimiento y, en este sentido, expresan su voluntad de «dignificar» los restos visitables, «adecentándolos», mejorando los accesos, reparando la valla e instalando paneles informativos junto con pasarelas peatoneles que permitan circular al visitante sin dañar las estructuras.

Lozano recalca que los restos que se han hallado ahora están a escasos metros del Camino de Santiago, por lo que son mucho más accesibles a pie que los visitables a día de hoy en Lancia, en la parte superior, y se podrían potenciar con fines culturales y turísticos. «Con una correcta gestión, conservación y una musealización cuidadosa de los restos, éstos podrían convertirse en un punto de interés más para la comarca», considera.

Administraciones. Por último, acusa a las administraciones responsables de mostrar poco interés por conservar los restos. «Eran conscientes, a mi entender, de que convenía hacer las obras discretamente para que no se levantase revuelo mediático y así que la gente no se movilizara en contra. Es escandaloso e impropio de un país desarrollado como el nuestro que se cometa un crimen de estas dimensiones contra un Bien de Interés Cultural».

Y es que hay que recordar que en los dos meses y medio que ha durado la excavación se han descubierto calles empedradas, cimientos de edificios de plantas diversas, los restos de una estructura que tiene todo el aspecto de haber servido de termas públicas, dos grandes hornos cuyo objetivo era la fabricación de tejas, cenizales (vertederos) y necrópolis o enterramientos, todo ello de época romana, tardorromana y altomedieval.

El resultado de las catas es sobresaliente: con 40.000 metros cuadrados de tierra removida, lo que la convierte en la mayor excavación arqueológica en marcha en Castilla y León y una de las más grandes de España. Ocupa 700 kilómetros en línea entre las localidades de Villamoros de Mansilla y Mansilla de las Mulas, corriendo en gran parte paralela al canal del Porma y ubicada entre este curso artificial de agua y la 601.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada