16 de febrero de 2009

Caminreal - Teruel

El Centro de Interpretación de la Cultura Romana de Caminreal se afianza como uno de los museos más destacados de Teruel

http://www.europapress.es/

El Centro de Interpretación de la Cultura Romana de Caminreal (CICAR), en la provincia de Teruel, se consolida como el museo más importante de la localidad y uno de los más destacados de la provincia.

El CICAR, que ofrece también la posibilidad de visitar el yacimiento romano de La Caridad --con piezas desde el siglo II antes de Cristo hasta el siglo I--, abrió sus puertas el pasado mes de diciembre.

El centro recibe una media de visitas de seis personas al día y consta de cinco salas además de un espacio en el que se proyecta un audiovisual, de ocho minutos y medio, sobre el yacimiento de La Caridad, una zona en la que se encuentra una tienda y un área habilitada para realizar talleres con grupos de niños.

En la primera sala del centro se ofrece una introducción sobre el yacimiento. La segunda sala versa sobre la sociedad romana, la tercera sobre el urbanismo de esta civilización, la cuarta sobre su economía, y la quinta se titula 'La guerra y la destrucción de la ciudad'.

A pesar de que la excavación del yacimiento de La Caridad comenzó hace 24 años los encargados de estas tareas, los técnicos y estudiantes del Museo de Teruel, todavía continúan con las labores arqueológicas.

Hasta el momento, las piezas más destacadas que se han encontrado son las téseras de hospitalidad, los mosaicos de la casa Likine y una caja de torsión, "una especie de ballesta de gran tamaño que permite a las catapultas coger fuerza para abrir el dardo", según explicó en declaraciones a Europa Press el arqueólogo y encargado de la gestión del CICAR, Jesús Gerardo Franco.

Las téseras de hospitalidad, que son las láminas con formas de animales utilizadas por los antiguos pobladores de la península como documentos jurídico-religiosos con valor en sus pactos de trashumancia, se conservan en el Museo de Teruel, mientras que en el CICAR están sus reproducciones.

La caja de torsión, la herramienta utilizada para abrir las catapultas, también cuenta con una reproducción en el CICAR, ya que su original se encuentra en el centro turolense.

Además, en el CICAR puede observarse una maqueta de la manzana en la que está ubicada la casa Likine, con tres ambientaciones: una de un dormitorio de la citada casa, otra de una cocina imaginaria y una tercera de la destrucción de la ciudad. Ésta última consta de una reproducción de una catapulta a tamaño real y de un ciudadano romano luchando contra otro celtíbero.

La casa Likine puede visitarse en el yacimiento arqueológico a lo largo de todo el año, aunque su famoso mosaico, que data del siglo I antes de Cristo, sólo se muestra durante la temporada estival con el fin de preservarlo.

La construcción romana ocupa una superficie en planta de 915 metros cuadrados y tiene 21 estancias repartidas entre dormitorios, comedores, salón principal, cocina, estancias en las que se realizaban los trabajos artesanales y almacenes.

En el salón, sobre el citado mosaico, se encuentra la inscripción en lengua y alfabeto ibérico que da nombre a la casa: 'likinete ekiar usekerteku', que hace referencia al propietario del edificio, Likine.

El yacimiento de La Caridad consta de doce hectáreas, aunque hasta el momento sólo se ha excavado una hectárea. Las tareas arqueológicas se llevan a cabo durante los meses de verano y corren a cargo de los profesionales del Museo de Teruel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada