20 de agosto de 2010

Urrea de Gáen - Teruel

El Museo de Teruel realiza desde el mes de mayo una nueva campaña de excavaciones arqueológicas en Urrea de Gáen que han permitido mejorar el conocimiento de la villa romana "La Loma del Regadío", al tiempo que se conservan los restos y se mejora su legibilidad para exponerlos al público.

http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=490792


Se trata de una interesante villa romana, con un total de 25 dependencias descubiertas hasta el momento, entre la "pars urbana" y la "pars rustica", y materiales que aportan una datación desde el siglo I al siglo IV de nuestra era, informan fuentes de la Diputación de Teruel en una nota de prensa.
Hasta octubre trabajan en el proyecto, que cuenta con un presupuesto de 72.000 euros, un total de 27 personas entre arqueólogos, restauradores, estudiantes de arqueología de toda España y peones.
Las actuales excavaciones están permitiendo avanzar en el conocimiento de las características arquitectónicas de esta villa romana, con especial incidencia en las instalaciones rústicas, la consolidación y restauración de las estructuras que se consideren precisas y la mejora de las condiciones de legibilidad para su presentación al visitante.
Con ello se contribuye al progreso de la comarca mediante la creación de un punto de atracción turística y a la reducción del desempleo en el Bajo Martín, ya que se ha contratado a parados que reciben además una formación especializada en técnicas de excavación y conservación del patrimonio.
"La Loma del Regadío" se emplaza en un pequeño promontorio, de unos 6.700 metros cuadrados y elevado escasamente 20 metros respecto a su entorno inmediato, en un paraje conocido bajo la denominación de "El Regadío", un área de fuerte potencial agrícola inserta en el valle del río Martín y en plena margen derecha de la depresión del Ebro.
El yacimiento de "La Loma del Regadío" es uno de los mejores ejemplos aragoneses de asentamiento romano tipo villa de época bajoimperial y su visita permite una aproximación bastante detallada a las forma de vida y residencia de los grupos sociales más elevados de la Roma de aquel momento.
También proporciona información acerca de las actividades a las que debieron dedicarse, como propietarios, en su devenir cotidiano.
La villa consiste en un sector residencial no carente de suntuosidades que se levanta junto a un gran complejo de instalaciones de prensado de la oliva, que revelan la magnitud social y económica de estos centros y sus propietarios.
Hasta el momento actual, el Museo de Teruel ha realizado trabajos de excavación sobre unos 1.447 m2 edificados, equivalentes a un total de 25 estancias que se distribuyen de acuerdo a la articulación clásica de este tipo de viviendas romanas: una serie de dependencias vinculadas al área residencial o "pars urbana", junto a un bloque de espacios muy específicos y cohesionados, destinados al procesamiento de productos agrícolas, la "pars rustica". EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada