4 de octubre de 2009

Tarragona

Afloran tres mausoleos romanos con tumbas


La excavación arqueológica que se lleva a término en el Camí de la Fonteta, en el tramo flanqueado por Francesc Bastos y Vidal i Barraquer, ha puesto al descubierto tres mausoleos y la cimentación de la vía romana, además de trozos de inscripciones y un cartucho con diecisiete monedas


Los restos localizados en el Camí de la Fonteta -calle Eivissa- están datados entre los siglos II y V, su estado de conservación es óptimo y en el futuro formarán parte de una reserva arqueológica sobre la que podrá pasear el ciudadano. Los tres mausoleos han aparecidos junto al trazado de una de las vías de salida de la ciudad más importantes de Tarraco.


Josep Francesc Grau, arqueólogo de la empresa Codex, definió la estructura de los mausoleos como «potente». Su peculiaridad reside en que responden a tres modelos constructivos diferenciados, circunstancia que otorga un mayor interés al hallazgo.


En el mausoleo localizado más próximo a la calzada de Francesc Bastos sobresale la figura de una tumba cubierta por dos losas de gran tamaño, que no será destapada hasta una futura intervención. En la contigua hay un mínimo de dos enterramientos. El arqueólogo comentó que lo más probable es que aún contengan restos humanos.


Mezclados con los restos de los mausoleos y de la calzada romana, los arqueólogos han desenterrado estructuras de «construcciones domésticas e industriales tardorromanas».


La excavación ha facilitado la localización de lámparas de aceite, diversas piezas de mármol que decoraba los mausoleos, trozos de lápidas con inscripciones que serán estudiadas y un cartucho que contiene diecisiete monedas en buen estado de conservación.


Reserva arqueológica y jardín


La intervención está financiada con cargo a los Fondos Estatales de Inversión Local (FEIL), cuya partida sólo ha alcanzado a la excavación de la mitad del solar.


La teniente de alcalde de Patrimoni, Rosa Rossell, manifestó que «hicimos una previsión presupuestaria para solicitar el FEIL que se ha agotado, pero ante la importancia de los restos completaremos la excavación, como estaba previsto».


La prospección arqueológica «proseguirá hasta finales de este año y continuará en 2010». El objetivo conocer que oculta la tierra de un espacio que en el futuro albergará los Jardins Xavier Dupré.


Rossell recordó que la franja de terreno que discurre entre Francesc Bastos y Vidal i Barraquer, y en paralelo al párquing de vehículos y a la Casa del Mar, será en el futuro una reserva arqueológica enclavada en una zona verde. «Estudiaremos el sistema idóneo para que los ciudadanos puedan desplazarse de un extremo a otro, probablemente mediante un sistema de pasarelas sobre los restos para que puedan ser vistos desde corta distancia». «Lo que hemos encontrado es muy importante», dijo la responsable municipal de Patrimoni.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada