9 de septiembre de 2009

Ecija - Sevilla

En épocas de sequía se ve parte

Écija esconde una villa romana sumergida en el río Genil


http://www.elcorreodeandalucia.es/noticia.asp?idnoticia=4424170097098096098100424170

Entre Écija y Palma del Río (Córdoba) hay una villa romana. O lo que queda de ella. Sumergidos en el río Genil están los restos de Segouia, en el paraje denominado hoy día Isla del Castillo. Y no es el único vestigio de la época entre ambos municipios.

Segouia aparece mencionada en el capítulo 57 de Bellum Alexandrinum, uno de los volúmenes de la historia de las guerras civiles que dejó escritos Julio César. También existen numerosos restos arqueológicos que documentan la existencia de esta ciudad bajo el Genil.

Este municipio está partido por la mitad por el curso del río, quedando buena parte del mismo bajo el agua. Sin embargo, en verano, sobre todo en épocas de sequía, son visibles en el agua sillares ciclópeos y numerosos materiales constructivos de todo tipo. “Por ejemplo, sumergido bajo las aguas del Genil se pudo recuperar hace 10 años un pedestal de estatua con inscripción, fechado en el siglo II de nuestra era”, relata Sergio García-Dils, arqueólogo del Ayuntamiento de Écija. En la misma línea cuenta que estaba “dedicado a una tal Clodia Sabina por un tal Cayo Clodius Epaphroditus, posiblemente un esclavo liberto”. Esa dedicatoria contaba con el permiso del orden decurional de la ciudad, algo así como el pleno del consistorio de la época.

El arqueólogo municipal participó hace una década en una intervención patrocinada por la Universidad de Sevilla que arrojó luz sobre los restos arqueológicos subacuáticos. “En la Isla del Castillo se documenta un poblamiento continuado desde la prehistoria, que llegó a tener estatuto municipal en época romana”. Después entró “en una lenta y progresiva decadencia que llevó a su total abandono ya en época bajomedieval cristiana”, según el experto. “La excavación arqueológica dejó claro hasta qué punto ha subido desde época romana el nivel del río, ya que lo que se documentó correspondía a la planta alta del edificio, quedando la planta baja bajo el nivel de las aguas”, continúa.

Por otra parte, se da la circunstancia de que en Segouia se pudo documentar incluso un acueducto subterráneo y una villa romana fortificada que había quedado bajo las aguas del Genil. Por la ciudad pasaba asimismo una variante de la conocida como Vía Augusta, que permitía llegar desde Hispalis a Corduba más rápidamente, ya que desde Obulcula (actualmente La Monclova) no había que desviarse hacia el sur para pasar por Astigi, como se conocía la ciudad de las torres.

Los vestigios de Sogouia no fueron finalmente incluidos en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, donde la Junta de Andalucía decidió el mes pasado meter 56 yacimientos arqueológicos situados bajo aguas continentales e interiores. De la provincia de Sevilla sólo se incluyó uno, precisamente de Écija, en concreto localizado en el embalse de El Judío. Son restos arqueológicos posiblemente del siglo IV a. C. La mayor parte se halla actualmente bajo las aguas, aunque también existen materiales en sus orillas. Son básicamente vestigios de talleres de alfarafería, como otros en la ciudad.

Por ello, en el municipio llama la atención que no se haya metido en el listado la villa romana y sí restos arqueológicos como los de El Judío, de los “hay muchos otros ejemplos en la ciudad”, en palabras del arqueólogo municipal, Sergio García-Dils, quien recuerda que Segouia está documentada en la propia Carta Arqueológica de Écija.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada