20 de agosto de 2009

Garray - Soria

Las excavaciones en Numancia localizan un nuevo aljibe y cerámica celtibérica

http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=85079

Las excavaciones arqueológicas realizadas este verano en el yacimiento soriano de Numancia, que concluyen mañana, han localizado un gran aljibe o depósito, muy diferente a los conocidos hasta la fecha, además de un lote numeroso de cerámicas celtibéricas y romanas.

Entre los descubrimientos de este verano, el equipo arqueológico ha localizado un gran aljibe o depósito, que recogería el agua de la calle, a través de una canalización, muy diferente a los conocidos hasta la fecha en Numancia, tanto por su dimensión, de alrededor de cinco metros de diámetro, como por su forma de cuña y su construcción a base de dos paramentos de piedra.

Además, la excavación ha recuperado un lote numeroso de cerámicas celtibéricas y romanas, así como útiles de hierro y elementos de adorno en bronce, destacando una fíbula de caballito, atribuida al taller que, se piensa, existió en Numancia de este tipo de piezas.

La revisión de la información recogida en esta campaña permitirá en septiembre completar los trabajos necesarios para llevar a cabo cabo la reconstrucción en tres dimensiones del conjunto de la manzana y del depósito de agua, con un escáner láser.

El equipo arqueológico, dirigido por el profesor Alfredo Jimeno y formado por sesenta estudiantes universitarios, se ha centrado este verano en la manzana XXIII, continuando así los trabajos iniciados en 2006, para conseguir más información sobre la estructura urbanística de las ciudades celtibérica y romana.

La actividad se enmarca en el Plan Director de Numancia, que impulsa la Junta de Castilla y León por medio de un convenio firmado con la Universidad Complutense de Madrid, por el que aporta 80.861 euros.

En concreto, según el avance facilitado hoy por la Junta de Castilla y León, las excavaciones de este verano han puesto al descubierto 400 metros cuadrados de la manzana XXIII, que completan un total de 1.600 metros investigados.

La información recopilada en la investigación arqueológica ha permitido identificar mejor la estructura urbanística de la ciudad celtibérica, de los siglos II y I antes de Cristo, y la otra de época imperial romana, del I y II después de Cristo.

Los trabajos han permitido diferenciar las características de los espacios domésticos de ambas ciudades.

La inferior de época celtibérica tiene casas rectangulares, más pequeñas, compartimentadas de forma tripartita, mientras que la ciudad superior, de época imperial romana, es de casas más complejas y están organizadas en torno a patios abiertos usados comunalmente.

En la manzana se ha podido diferenciar establos, varios basureros, talleres metalúrgicos de bronce y hierro, tiendas, patios, corrales y espacios domésticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada