11 de agosto de 2009

Calatayud - Zaragoza

Hallan el busto de una mujer, del siglo I dc, en el yacimiento de Bílbilis

http://www.google.com/hostednews/epa/article/ALeqM5jLLT_kukEpyM_aKkgX5WRh0H8F-A

El equipo de arqueólogos que trabaja en el yacimiento romano de Bílbilis, en Calatayud, ha encontrado el busto de una mujer, de la cintura al cuello, que formaría parte de una escultura construida en mármol blanco de tamaño superior al natural y que corresponde a la época Julio-Claudia, del siglo I dc.

Según ha explicado a Efe el director de la excavación, Manuel Martín Bueno, el busto se localizó ayer en el teatro de Bílbilis, en el hiposcaenium, la zona de debajo del escenario, con lo que la escultura tuvo que caer en el primer momento de ruina del teatro.

El busto, con 90 centímetros de anchura y unos 65 de altura, estaba cubierto de una capa de sedimento, que a su vez contenía material arquitectónico, como capiteles, lo que indica que cayó allí en el primer momento de ruina.

Además, ha aparecido un fragmento de un brazo, probablemente de la misma escultura, ya que se localizó en la misma zona, lo que hace al equipo de arqueólogos "albergar esperanzas" de poder encontrar el resto, o al menos parte, ha apuntado el director de la excavación.

Esta escultura femenina podría ser de una mujer de la familia imperial Julio-Claudia -de Livia, mujer de Augusto, de Agripina o cualquiera de las mujeres de la familia-, o de una divinidad romana relacionada con la abundancia de los productos de la tierra o una "Magna Mater", que suelen estar relacionadas con escenas de teatros romanos.

Si se tratara de un personaje de la familia imperial, ya habría dos repertorios iconográficos en el propio teatro, ya que a lo largo de los años se han ido encontrando esculturas que pertenecían a un pequeño templo de culto imperial que estaba situado en la parte alta del graderío del teatro.

Según ha comentado Martín Bueno, que haya dos series de esculturas de la familia imperial no sería algo "anómalo", ya que en los teatros de prestigio lo normal es que la escena esté decorada con esculturas, aunque sí indica la riqueza de ciudades relativamente pequeñas, como era Bílbilis, para dotarse de este tipo de elementos.

Para poder determinar exactamente si corresponde a una divinidad o a una mujer de la familia imperial habría que encontrar la cabeza, algo sobre lo que tiene esperanzas el equipo de arqueólogos, al tratarse de una zona no alterada, aunque es "una lotería", ha reconocido Martín Bueno, porque cuando se abandonan los edificios, en ocasiones el mármol aparece en un horno de cal.

Las excavaciones en el teatro, ha explicado, se prolongarán hasta final de año, y probablemente el próximo, ya actualmente está en marcha el proceso de recuperación monumental de Bílbilis, de adecuación para la visita, y "urge terminar el teatro" para poder acometer el proyecto de consolidación.

Desde ayer, los arqueólogos que trabajan en Calatayud se han dividido en dos grupos y uno de ellos continúa trabajando en Bílbilis, siguiendo con las excavaciones en la parte inferior del teatro, para dejarlo dispuesto para el próximo proyecto de restauración y consolidación previsto, según han informado fuentes municipales.

Otro de los grupos, en el que participan estudiantes de la Universidad de Burdeos, en Francia, se desplaza hasta final de agosto al yacimiento celtibérico de Valdeherrera, también en el término municipal de Calatayud, donde de momento se han localizado algunas viviendas y una calle, en niveles de ocupación correspondientes a la época celtibérica y romana republicana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada