1 de julio de 2009

Mérida - Badajoz

El Templo de Diana de Mérida contará con una plaza elevada para ser visitado desde dentro sin modificar el yacimiento

http://www.adn.es/cultura/20090701/NWS-1014-Templo-Merida-Diana-yacimiento-modificar.html

El proyecto previsto originalmente se ha modificado, de tal forma que ya no se realizará un edificio sino "una segunda plaza"

El Templo de Diana de Mérida contará con una plaza abierta elevada que permitirá ser visitado desde dentro a través de una obra que "no afectará" a las estructuras romanas tanto desde el punto de vista de su conservación, como de su visibilidad y contemplación estética.

El arquitecto José María Sánchez explicó hoy en rueda de prensa que desde un principio "lo importante era el templo" y se pretendió potenciar el "valor" del propio entorno, por lo que, finalmente, se modificó el proyecto original y se prefirió "no hacer un edificio" sino llevar a cabo una "plataforma", una "segunda plaza".

En concreto, se trata de una estructura con forma de 'U' que en su parte trasera recorrerá las medianerías, "tapándolas". Esta estructura se elevará hasta la mitad de altura del Templo romano, por lo que contará con dos plantas.

La planta baja se utilizará con fines museísticos, de manera que el visitante podrá ver los restos arqueológicos mientras pasea por el espacio. Además, según señaló, se liberarán los dos estanques laterales que rodean al templo. Esto significa que los ciudadanos podrán "tocar" el yacimiento y verlo desde dentro.

Por otro lado, indicó que la primera planta dispondrá de una plataforma elevada que "quedará flotando" a través de una estructura "mínima" de pilares. Esta plataforma servirá para que los visitantes puedan pasear por el Templo "sin tocarlo".

Asimismo, destacó que en la parte elevada se construirán una serie de "cajas" o habitaciones que se utilizarán con fines patrimoniales, culturales o de ocio con el fin de "dotar de vida" el monumento.

Por su parte, la directora general de Patrimonio Cultural, Esperanza Díaz, recordó que el proyecto que se está llevando a cabo en el Templo de Diana es el que ganó el concurso de ideas que convocó el Consejo Rector del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida en 2005 para la construcción del edificio y adecuación del entorno del Templo de Diana, y que se presentó bajo el lema 'Dos plazas'.

Esperanza Díaz explicó que la finalidad de llevar a cabo esta actuación es reintegrar en el entrabado urbanístico el Templo de Diana mediante una "gran plaza" que permitirá el uso cultural, patrimonial y turístico del antiguo Foro de la Colonia; así como dotar de museografía al templo romano, es decir, hacer un centro de interpretación en el propio yacimiento.

Asimismo, se pretende vincular este espacio a otros restos arqueológicos que están alrededor del foro y dinamizar la plaza para permitir el "uso y disfrute" de todos los ciudadanos y visitantes.

"CIUDAD ROTA"

Por otro lado, el arquitecto José María Sánchez, indicó que al comienzo de la intervención, el entorno se encontraba en una "degradación total", es decir, "la ciudad estaba rota", por lo que el objetivo fue crear un "elemento que cosiera" la trama urbana de Mérida.

Además, señaló que se busca separar la nueva plataforma "lo más posible" del templo para darle "protagonismo" al mismo. Para ello, añadió, se llevará a cabo "este telón de fondo" que ordenará la "gran plaza" que rodeará el Templo de Diana.

En cuanto a los materiales, Sánchez indicó que se ha tratado que fueran "más acorde" con el espacio, ya que en el origen se pensó en trabajar con losas de mármol, porque pensaba que era el material que usado en tiempos romanos. Finalmente, agregó, se decidió "dejar la propia tierra que tiene el solar", es decir, que será una plaza con un "carácter a medias entre plaza y ruina".

INTERVENCIÓN ARQUEOLÓGICA

La directora general de Patrimonio Cultural señaló además que la primera fase de esta obra que verá su fin en 2010, ha sido una intervención arqueológica integral de la zona, que está dirigida por el responsable arqueológico del Consorcio, Félix Palma, y que culminará con la excavación de la calle Santa Catalina.

Palma, quien también estuvo presente en la rueda de prensa, resaltó que durante los trabajos no se han encontrado restos arqueológicos "significativos", aunque apuntó que algunos de ellos "sí tienen una entidad, a nivel de conservación, bastante importante", por lo que se adecuarán dentro del nuevo edificio.

Igualmente, indicó que desde el punto de vista arqueológico, la actuación "no va a tener ningún tipo de afección" sobre el yacimiento a nivel de conservación y contemplación estética de los restos actuales.

Por otro lado, la directora de Patrimonio Cultural aseguró, a preguntas de los periodistas acerca de las críticas que ha recibido el proyecto, que éstas "no han influido para nada" en el desarrollo de la actuación, sino que desde un principio se ha ido "adecuando el proyecto inicial" a los diferentes restos arqueológicos aparecidos durante la intervención.

Por último, Esperanza Díaz destacó que durante el desarrollo de la obra, el templo no estará vallado, sino que se rodeará de serie de paneles a fin de divulgar y dar a conocer a los ciudadanos la actuación que se está llevando a cabo en el yacimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada