7 de junio de 2009

Mérida - Badajoz

La Escuela de Hostelería permitirá la contemplación de unos restos romanos

http://www.hoy.es/20090607/merida/escuela-hosteleria-permitira-contemplacion-20090607.html

El proyecto se modificará para que se pueda visitar una industria cerámica
El solar aporta nuevos datos sobre la ocupación de la margen izquierda

La Escuela de Hostelería se suma al creciente catálogo de edificios públicos emeritenses que cuentan con el atractivo de los restos arqueológicos. El proyecto de construcción del complejo educativo, que se levanta frente al Palacio de Congresos, se modificará para permitir la contemplación de un conjunto industrial de época romana, que ha aparecido durante los trabajos de excavación del solar.
La decisión aún no se ha tomado de forma oficial, ya que depende de la decisión de la Comisión Ejecutiva del Consorcio de la Ciudad Monumental. Sin embargo, la resolución de las firmas constructoras, Dragados y Econisa, dará vía libre a la modificación del proyecto.
Lo habitual en estos casos es que la entidad que se encarga de la gestión del patrimonio emeritense valore los restos y encomiende al promotor la necesidad de adaptarse a los restos. En esta ocasión, las promotoras se han adelantado y el arquitecto autor del proyecto ya ha planteado una modificación de la Escuela de Hostelería, lo que permitirá la contemplación del nuevo yacimiento en todo su conjunto.
Se trata de dos hornos y dos piletas que formaban parte de una industria cerámica y que han llegado a nuestros días en un buen estado de conservación.
Según indican fuentes del Consorcio de la Ciudad Monumental, el arquitecto emeritense Rafael Mesa ha variado la situación en el solar de uno de los dos edificios del complejo educativo, además de cambiar la posición de uno de los pilares del inmueble. De esta forma, los restos permanecerán al aire libre y podrán ser contemplados desde una especie de mirador.
De todas las épocas
El solar de la Escuela de Hostelería, que cuenta con una superficie de 9.028 metros cuadrados, alberga restos de casi todas las etapas históricas de la ciudad de Mérida, pero por su importancia y su calidad de conservación se ha decidido que sólo sean los vestigios romanos los que permanezcan a la vista para su exposición y visita.
Tal como indica el último número de la revista Foro, que edita el Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida, el pasado mes de febrero concluyeron las excavaciones arqueológicas en la parcela que ocupará la Escuela de Hostelería. En principio, se esperaba que la investigación aportase más datos sobre la evolución de una zona situada a las afueras de la colonia romana.
En la zona ya se conocía la existencia de un tramo de la calzada que partía de Emerita Augusta y se dirigía a Olissipo, actual Lisboa. En otras excavaciones también se había documentado algunos enterramientos romanos y otros islámicos en la margen izquierda del Guadiana, y las fuentes documentales señalan que en el siglo VI existía una basílica visigoda.
Según indica el artículo de Foro, «la sorpresa surgió en el transcurso de esta nueva excavación cuando, tras documentar una rica secuencia cultural de los distintos momentos históricos posteriores a la fundación romana, se localizaron restos de una estructura industrial asociada a fragmentos de cerámica que el arqueólogo Javier Heras ha catalogado dentro del periodo cultural orientalizante», lo que remonta la ocupación del solar a los siglos VII y VI antes de Cristo.
Este horno es de planta circular y mide un metro y medio de diámetro. Se conserva su cámara de combustión, que está excavada en el suelo natural, y el pie de sujeción de la parrilla. En su interior aparecieron numerosos fragmentos de cerámica gris, que debe este color a la ausencia de oxígeno en el interior de las instalaciones donde se cocía.
Junto a esto, también se ha descubierto un basurero de la misma etapa histórica, llamada orientalizante por tratarse de la época en la que los pueblos de la Península Ibérica entablaron contacto con las sociedades del Mediterráneo oriental (griegos y fenicios), lo que debió suponer un gran impacto.
Además de estos restos, que por ahora no serán integrados en el edificio de la Escuela de Hostelería, y de los romanos, que sí podrán ser contemplados, también han aparecido vestigios visigodos, con cimentaciones de varios muros que pertenecieron a un edificio de grandes dimensiones con un uso aún por definir. Asimismo, de época andalusí han surgido varias estructuras que indican la explotación agrícola del solar durante la dominación islámica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada