1 de marzo de 2009

Muro - Soria

Muro (Soria) enseña su historia en el Centro de Interpretación de Augustóbriga

http://www.soitu.es/soitu/2009/02/28/info/1235856191_458997.html

La Asociación de Amigos de Muro y el Ayuntamiento de Ólvega, del que depende este municipio, ha inaugurado hoy el centro de interpretación de Augustóbrica, una dotación cultural enfocada a impulsar el conocimiento de la que fue ciudad romana y difundir su legado histórico.

Con un planteamiento didáctico, mediante paneles, reproducciones, maquetas y audiovisuales, los visitantes pueden conocer la ciudad desde su origen celtibérico hasta la actualidad, en la que residen doscientos vecinos.

En la planta baja del centro de interpretación se recrea el origen y creación de la ciudad, desde la Arecoratas celtibérica hasta su refundación como Augustóbriga en época romana y su importancia en relación con la calzada romana que unía Astúrica con Caesaraugusta (Via XXVII).

En la planta superior, a través de los restos encontrados en Muro, el visitante conoce diferentes aspectos de la cultura romana, como la construcción y sus técnicas, la vida cotidiana y el mundo urbano o la epigrafía.

El arqueólogo Alfredo Jimeno, director de las excavaciones del yacimiento de Numancia, ha destacado en la inauguración que debajo de Augustóbriga está la celtibérica Arecoratas, una existencia constatada por monedas y la aparición de una texera de hospitalidad, que demuestra que "estamos hablando de una ciudad" que debe incorporarse, en su opinión, a las ya conocidas de Uxama, Tiermes y Numancia.

En este sentido, ha reclamado profundizar en su conocimiento con trabajos de prospección geofísica y de fotografía aérea -evitando las excavaciones- para poder tener más datos y difundirlos, y para lo que el centro de interpretación será un buen aliado.

El proyecto surgió, según ha recordado el alcalde de Ólvega, Gerardo Martínez, a raíz de la constitución de la Asociación Amigos de Muro y de la relación mantenida con el arqueólogo Alfredo Jimeno, para intentar construir un centro interpretativo donde, de alguna manera, se hiciera una representación del yacimiento subterráneo para que "lo que hay aquí" pudiera ser conocido.

El Centro de Interpretación ha supuesto una inversión de 300.000 euros, financiada por la agrupación de desarrollo local Proynerso (50 por ciento), la Junta de Castilla y León (30 por ciento) y el Ayuntamiento de Ólvega (20 por ciento).

Martínez ha deseado que el centro, que estará abierto todos los fines de semana y también tendrá cita previa, sirva para atraer visitantes a la zona a través del patrimonio.

Una treintena de vecinos de Muro, caracterizados, han recreado el ambiente que se vivía en una matanza del cerdo en el mundo romano.

La Asociación de Muro ha recreado tres escenarios: una carnicería, una cocina y una calle romanas.

En la cocina, la miel ha sido el ingrediente destacado, combinada en el plato con solomillo, carrilladas y melocotones y caballa con garum, una salsa romana.

El narrador de las matanzas, José Emilio Martínez, ha recordado que Columela, en el siglo I después de Cristo, ya describe perfectamente como era una matanza en época romana, con similitudes muy claras con los despieces que se realizan en la actualidad.

"De la carne del cerdo se utilizaba todo", ha destacado.


El rito de la matanza devuelve por un día a la localidad a la época romana

http://www.heraldodesoria.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle/idnoticia.18055/relcategoria.301

El público llenó el salón multiusos, en el que se recreó el ambiente de una calle de antaño
Visitar el Centro de Interpretación Augustóbriga, o el salón multiusos de Muro, permitía ayer a quienes lo hacían viajar en el tiempo y volver a la época romana. Si en el primero, inaugurado ayer oficialmente, aunque abrió sus puertas al público a comienzos del pasado mes de octubre, se podía conocer la historia de la localidad en aquellos tiempos; en el segundo, la Asociación de Amigos de Muro había recreado hasta el mínimo detalle una calle romana de la época.

La ambientación de este singular escenario coincidía con las actividades organizadas por esta agrupación con motivo de la tercera edición de sus jornadas de la matanza, un evento que ha cambiado de fecha este año y que, a partir de ahora, se mantendrá en el mes de febrero. “Hasta ahora, en las dos ediciones anteriores, organizábamos la matanza del cerdo en el mes de diciembre, coincidiendo con el puente de la Constitución, pero hemos decidido trasladarlo a febrero para tener más tiempo a la hora de organizar estas actividades”, explicaba el portavoz de la Asociación, José Emilio Martínez.
Sobre la recreación de la calle romana, en la que no faltaba un amplio repertorio de pintadas copiadas de las que se hallaron en su día en Pompeya, Martínez recordó que forma parte de las jornadas de la matanza “porque cada año intentamos relacionar lo que era la matanza ritual del cerdo en sí, en la época romana, con otros aspectos de la vida civil de los romanos en aquellos tiempos. El año pasado ya hicimos una ambientación en la que había, por ejemplo, una carnicería. Este año la vamos a mantener, pero hemos ampliado la escena recreando una calle completa, de unos 14 metros, en la que no faltan detalles como los grafitis y los recursos que utilizaban en la antigua Roma en periodo de elecciones”.
Gastronomía
Un segundo aspecto a destacar en esta recreación histórica es la importancia de la gastronomía, explicándose, como ya se hizo en la edición anterior, los platos tradicionales que consumían los romanos en aquella época. “Lo de explicar los platos romanos ya lo hicimos el año pasado”, recordaron desde la organización antes de añadir que “la novedad de este año es que va a tener un protagonismo especial la miel, que era un alimento muy habitual entonces”.
En cualquier caso, el portavoz de la Asociación encargada de organizar esta iniciativa destacó que “lo más importante, a la hora de llevar a cabo todas estas actividades, y sobre todo la recreación de esas escenas históricas, es que no nos inventamos nada; todo lo que hacemos está documentado y se hace de forma fidedigna, porque no hay que olvidar que pretendemos tener siempre un componente didáctico, pero explicándole a la gente las cosas de forma sencilla, con anécdotas de la vida cotidiana”.
Como complemento, y pagando un euro por cada consumición, los asistentes a estos actos celebrados ayer en Muro pudieron degustar alrededor de 700 tapas tan llamativas como la caballa con salsa romana, la carrillada con cilantro o el solomillo a la miel. Además, y como en ediciones anteriores, entre todos los participantes de estas jornadas se sorteó el animal sacrificado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada