14 de marzo de 2009

Asturias

«Asturias debe defender sus derechos en la Vía de la Plata y su pasado romano»

http://www.elcomerciodigital.com/gijon/20090314/cultura/asturias-debe-defender-derechos-20090314.html

La consejera de Cultura contesta al alcalde de Astorga recordando que hay «importantes evidencias e importantes documentos sobre el ramal trasmontano

La consejera de Cultura asturiana, Mercedes Álvarez, quería mantenerse a margen de la polémica abierta entre Asturias y Astorga sobre la Vía de la Plata, a la que ha puesto voz el alcalde de la localidad maragata. Pero al observar que, lejos de desinflarse, el debate crece (no hay más que contabilizar el número de comentarios en la edición digital de EL COMERCIO), ayer hizo un alto en el camino en su visita a Alemania para contestar al edil que no admite la vinculación asturiana con la antiquísima ruta histórica. «Asturias debe defender sus derechos en la Vía de la Plata y por encima de todo su pasado romano», manifiesta Mercedes Álvarez, aludiendo al hecho de que Alonso Perandones no sólo quiere mantener el trazado de la ruta exclusivamente de Mérida a Astorga, sino que, además, pone en duda la importancia de la presencia romana en este Norte.
Las mayores evidencias
«Cómo se puede decir eso, cuando todo el Principado de Asturias está sembrado de yacimientos romanos. Qué mayor evidencia puede haber que esa. Son sus perfectas huellas. Se trata, además, de yacimientos muy respetables, que han arrojado trascendental información sobre nuestros orígenes», añade la responsable de Cultura, quien trata de calificar la polémica, pero advierte que «no es posible. No sé cómo llamar a ésto que está haciendo el alcalde de Astorga, quien, por otro lado, creo que no ha sabido guardar las formas».
Para la consejera de Cultura no hay mejor manera de zanjar esta polémica que acudir a las «muchas fuentes antiguas que documentan a la perfección el ramal trasmontano», como se conoce al tramo de la vieja ruta romana que une Astorga con Asturias.
Una unión para Álvarez no sólo cierta, sino también absolutamente lógica, ya que, como advierte, «los romanos no hacían caminos estancos». Es decir, que sus calzadas no se paralizaban en un punto, sino que trataban de seguir comunicación siempre hacia adelante, lo que, según todos los indicios hicieron no sólo poniendo la mirada en el mar de Gijón, sino también en el de Lugo.
Cabe recordar que Alonso Perandones no niega la existencia de este ramal. Lo que rechaza es su denominación de Vía o Ruta de la Plata, que, según él es título que sólo se puede dar a la calzada romana que unió en el pasado las tierras de Astorga con las de Mérida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada