6 de agosto de 2009

Alcalá de Henares - Madrid

Alcalá de Henares muestra sus raíces romanas


Abre al público el foro construido en la ciudad hace 20 siglos

Alcalaínos y forasteros pueden acceder desde hoy mismo, gratuitamente hasta diciembre, a uno de los principales tesoros de la madrileña ciudad del saber: Complutum, germen romano de Alcalá de Henares, situado al sur de esta ciudad madrileña a 35 kilómetros de Madrid, patria de Miguel de Cervantes y celebérrima universidad. Con fondos del Gobierno, a impulso de la Comunidad de Madrid y por insistencia municipal desde hace 20 años, el foro romano de Complutum ha sido transformado, 20 siglos después de su fundación, en un ameno museo al aire libre. Se despliega junto al camino del Juncal y la calle de Gonzalo Gil, en el barrio de los Reyes Católicos, de sólida trama urbanística, hoy poblado por unos 30.000 habitantes.

El nuevo museo incluye vestigios arqueológicos que definen una trama urbana de monumentos, instalaciones, viviendas y vías públicas de una extensión estimada en 50 hectáreas, donde se irguió un foro del que se han conservado un pórtico, una basílica, termas transformadas en curia, más mercado, villa -la Casa de los Grifos, provista de pinturas murales valiosísimas-, así como alcantarillado, cloacas y criptopórtico, un edificio subterráneo sobre el que descansaban otras construcciones y que, en este caso, fue presumiblemente transformado en archivo por sus moradores.

El foro romano de Complutum contiene hoy un circuito bien delimitado que señala un trayecto que va mostrando al visitante, con carteles explicativos, las principales estancias de este foro, donde la arcilla y la caliza de basas y columnas, más la de paramentos y muros, signan los principales lugares. Este enclave único, fundado por Roma en el centro de España, se halla situado en la periferia meridional alcalaína. Siendo propiedad privada, el Ayuntamiento socialista de Arsenio Lope Huerta lo adquirió salvaguardándolo para el municipio hace una década, que hoy el consistorio popular de Bartolomé González ha puesto en marcha.

Los romanos buscaron para su asentamiento este paraje, un emplazamiento militarmente seguro y bien comunicado, con agua abundante por hallarse entre el río Henares y el torrente Camarmilla, no lejos tampoco del río Torote y bajo el boscoso monte de cima amesetada que domina la ciudad. En esta ubicación militar y comercial extraordinaria, Roma, entre el primer y el tercer siglo de nuestra era, concedió a Complutum -palabra presumiblemente derivada de compluvium, lugar de afluencia de aguas- el privilegio de erigirse en municipio dotado de curia, basílica y mercado, según explica el historiador local J. Vicente Pérez Palomar, experto en patrimonio alcalaíno.

Según el arqueólogo Santiago Rascón, que ha dirigido junto con Ana Luisa Sánchez Montes la actuación arqueológica, "la basílica era el lugar del poder para Roma, en su seno se administraba la justicia y se realizaban transacciones comerciales". De la basílica queda un potente lienzo pétreo, "donde la tradición asegura que fueron degollados los niños santos Justo y Pastor, patronos de Alcalá de Henares". Rascón subraya que no hay base documental que lo pruebe. Sin embargo, la cartelería ahora estrenada señala como cierto el lugar del martirio, pese a que los ajusticiamientos solían ejecutarse extramuros de las ciudades romanas. Bajo la dominación musulmana, las reliquias de los niños viajaron a Narbona, de donde fueron traídas a Alcalá en el reinado de Felipe II en una ceremonia de gran pompa y aparato, que conmemoraba aquel martirio. La ejecución acaeció, según las crónicas, en el año 303, bajo la última gran persecución contra los cristianos desencadenada por Roma. En el año de 1568 sirvió al humanista cordobés, Ambrosio de Morales, para iniciar su indagación sobre el pasado romano de Alcalá de Henares y por ende, para fundamentar la monarquía de Felipe II. "Recurrir a un prestigioso y heroico pasado para afianzar y legitimar el esplendor y grandeza del presente fue una tendencia recurrente en las monarquías europeas", han escrito Miguel Ángel Castillo y Luis J. Gordo a propósito de las antigüedades halladas por el gran humanista en Alcalá de Henares.

Ambrosio de Morales inauguró en España los estudios arqueológicos, que desarrolló con una sistematicidad hasta entonces insólita, abandonada sólo ante algunas cuestiones de fe. La trayectoria de este humanista asigna, también a Alcalá, la divisa de pionera de la arqueología en España, de la que Complutum es uno de sus más claros exponentes tierra adentro de la Hispania conquistada por Roma, cuyo máximo esplendor lo alcanzó bajo el mandato del español Trajano.

La inauguración de ayer anuncia el inminente ajardinamiento y cerramiento del foro con una pantalla vegetal trenzada con flora típicamente romana a base de cipreses, adelfas y lavandas. Otro proyecto contempla cubrir con una carpa de fábrica y diseño la Casa de los Grifos.

El acto inaugural estuvo presidido en la mañana de ayer por Amparo Valcarce, delegada del Gobierno en Madrid; José Luis Martínez Almeida, el director general de Patrimonio de la Comunidad de Madrid; y por el alcalde Bartolomé González. La concurrencia de las tres administraciones muestra la entidad cultural de Alcalá de Henares, que pugna por conseguir en 2016 la Capitalidad Europea de la Cultura. Martínez Almeida subrayó la inserción de Complutum en la Red de yacimientos visitables de la Comunidad y Amparo Valcarce destacó el interés del Gobierno de Rodríguez Zapatero por Alcalá de Henares, a la que ha destinado 35 millones de euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada